Derecho Civil 2018-02-21T17:24:12+00:00

DERECHO CIVIL

Se conoce como derecho civil a aquél que se encarga de regir los vínculos privados que las personas establecen entre ellas. Está formado por las reglas jurídicas que articulan las relaciones patrimoniales o personales entre individuos (personas físicas o personas jurídicas). La finalidad del derecho civil es preservar los intereses del sujeto a nivel patrimonial y moral. Cuando estos intereses se rompen es necesario contactar con un abogado que resuelva el conflicto y es aquí donde los especialistas de MFAABOGADOS le darán la solución a su problema.

¿Necesitas gestionar reclamaciones de cantidad? Desafortunadamente muchos de nuestros clientes sufren dificultades económicas al no poder cobrar las cantidades que les adeudan o al no poder pagar éstas. En MFAABOGADOS conseguimos el cobro rápido de los pagos pendientes o en su caso, el acuerdo para el pago de los mismos.

Nos caracterizamos por el poder de negociación y de mediación entre las partes y si no se logra conciliar a éstas, ejercitamos las correspondientes acciones legales de forma eficaz y responsable. Contamos con abogados con una amplia experiencia en cobro de deudas en nuestro despacho de Madrid.

Por la Ley de arrendamientos urbanos se rigen los contratos de alquiler o más propiamente el contrato de arrendamiento urbano, ya sea e vivienda o de local de negocio, que regula la citada ley de arrendamientos urbanos.

En el derecho Español, la propiedad horizontal queda definida en los artículos 396 y siguientes del Código Civil, que afirma que los diferentes
pisos o locales de un edificio o las partes de ellos susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquél o a la vía pública podrán ser objeto de propiedad separada, que llevará inherente un derecho de copropiedad sobre los elementos comunes del edificio, que son todos los necesarios para su adecuado uso y disfrute.
De esta forma, la propiedad horizontal se define como un tipo especial de propiedad caracterizada por la coexistencia de dos derechos de propiedad distintos:
El derecho singular y exclusivo de propiedad sobre un espacio suficientemente delimitado y susceptible de aprovechamiento independiente, con los elementos
arquitectónicos e instalaciones de todas clases, aparentes o no, que estén comprendidos dentro de sus límites y sirvan exclusivamente al propietario, así como el de los anejos que expresamente hayan sido señalados en el título, aunque se hallen fuera del espacio delimitado.
La copropiedad, con los demás dueños de pisos o locales, de los restantes elementos, pertenencias y servicios comunes.

Sabemos que si ha llegado hasta nosotros es porque la relación con su inquilino se ha vuelto difícil y por eso le ofrecemos la posibilidad de solucionar su situación de forma rápida y económica a través del desahucio express. Nos encargaremos de tramitar su procedimiento de desahucio con la máxima eficacia,
garantizándole que podrá volver a disponer de su vivienda en un tiempo mínimo. Gracias a la especialización en la materia podemos ofrecerle un servicio completo de tramitación del desahucio por un precio muy competitivo: Nuestros honorarios por este servicio ascienden a 350 euros + IVA, por toda la tramitación del procedimiento judicial de desahucio hasta que Vd. recupere su vivienda o local. El precio no incluye la minuta del procurador.

DOCUMENTACIÓN NECESARIA.

Para poner en marcha el procedimiento, únicamente necesitamos:

1. Una copia del contrato de arrendamiento
2. El título de propiedad del inmueble (copia de la escritura de adquisición o nota simple del registro de la propiedad)
3. Los recibos de renta impagados (o en su defecto indicación de las mensualidades de renta que no han sido atendidas).
4. Notificaciones previas si las hubiera.
5. Poder general para pleitos.

En un plazo máximo de 48 horas hábiles, después de recibir la documentación, interpondremos la demanda de desahucio.

Por desgracia algunas personas ven mermada su capacidad de obrar a raíz de enfermedades como el Alzheimer, o por causa de algúna enfermedad
psiquica, accidente de tráfico, nacimiento, etc. En estos casos la familia se ve en la situación de necesidad de declarar a la persona incapaz, bien para administrar su patrimonio u obligaciones pecuniarias asumidas antes de darse la situación que provoca dicha incapacidad o simplemente para actuar en su representación.

La incapacitación es el mecanismo jurídico previsto para aquellos casos en que enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico impiden a una persona gobernarse por sí misma, teniendo como objetivo la protección de los intereses y derechos del incapacitado, tanto a nivel personal como patrimonial.

Para protegerles al no poseer una voluntad consciente y libre, ni suficiente discernimiento para adoptar las decisiones adecuadas en la esfera personal, y/o en la
de administración de sus bienes, la Ley ha previsto la declaración de incapacidad.

La tercería de dominio es la situación jurídica en la que un tercero resulta ser el verdadero propietario de un bien inmueble que, sin embargo,
aparece inscrito en el Registro de la Propiedad a nombre de un titular distinto a dicho tercero.
Se hace necesario, en estos casos, plantear ante el órgano judicial, por medio de un procedimiento de Jurisdicción Voluntaria, la tercería de dominio, para obtener una sentencia declarativa de la situación real. Dicha sentencia declarativa es directamente inscribible en el Registro de la Propiedad, sin que proceda su ejecución, que en ningún caso será necesaria

La tercería de mejor derecho es un procedimiento regulado en la Ley de Enjuiciamiento Civil, arts. 614 a 620, que posibilita que el titular de un crédito que ha de ser pagado con preferencia al que se va a satisfacer a través de un embargo que se está tramitando, pueda hacer valer esos derechos alterando el orden de dicho embargo. Con ello coloca su crédito en el lugar que legítimamente le corresponde.

Si por aplicación de los órdenes de relación de créditos del derecho civil y derecho mercantil, una persona (véase personalidad) tuviera un crédito preferente a aquel que se está ejecutando, puede hacer valer esos derechos en el procedimiento de ejecución y embargo relativo al segundo crédito mediante la tercería de mejor derecho.

¿NECESITA UN ABOGADO? ¡CONSÚLTENOS!

Contacto